Sara fue una feminista encubierta la mayor parte de su vida hasta que, hace un par de años, decidió salir del clóset del feminismo y ha sido lo mejor que le ha pasado en su vida. Ya no le importa señalar los micromachismos (y los machismos) en la casa, en el restaurante o en la rumba. Es abogada, apasionada por la justicia transicional y la defensa de los derechos de las mujeres. Su tema favorito en la vida es la reparación de las mujeres víctimas de conflictos armados. Fan del chocolate amargo, las novelas históricas y de las noches de vino blanco con amigas.


@saragaviriaa


Deja un comentario