Soy publicista, diseño, ilustro y a veces escribo. Me gusta el café y soy adicta al azúcar, cosa que me ayuda a nivelar mi carácter fuerte, pues ando emberracada por todo y por nada.

Si hay algo que me ha enseñado la vida es a creer. A creer en lo que me rodea, lo que veo, escucho y aprendo. Me gusta mucho creer en las mujeres, hoy lo llamo sororidad, antes, simplemente admiración por otras. Verlas y admirarlas me dió un regalo que jamás soltaré: El feminismo. Ser feminista me ha vuelto increíblemente vulnerable e increíblemente fuerte, hoy me siento tan segura, tan feliz y tan libre como nunca estuve antes.

Siempre luche y refute por temas de género pero jamás pretendí o imaginé ser feminista. “¿Esas viejas qué?” decía cuando veía mujeres luchar por sus derechos. Hoy digo, ¿esa vieja qué?, hablándole a mi yo del pasado.

Gracias Feminismo por todo, aún hay un camino enorme, estoy en construcción y juntas lo lograremos.

@dani.elaayala

Deja un comentario